Abe y Kuroda los dos últimos samurái del Japón

Hola y bienvenidos,

Esta ha sido una semana excelente con muchas decisiones y expectativas en términos de política económica. Déjenme comenzar diciendo que como todos esperábamos la FED no modificó tasa, es más su forward guidance, en términos del comunicado, tampoco ofreció ningún cambio significativo salvo una paqueña frase que dice “near-term risks to the economic outlook have diminished.”  lo cual en español, traduce que los riesgos de corto plazo en la perspectiva económica se han reducido. Sin embargo, el dato de crecimiento proyectado de la economía de Estados Unidos para el segundo trimestre muestra una cifra de 1.2% versus un esperado de 2.6% así que una subida de tasa este año podría no estar fuera de juego todavía, pero es tema para otro post.

Sorprendentenmente, el tema más interesante y que ha mantenido la atención de los mercados no ha sido la FED sino que ha sido Japón. El miércoles el primer ministro Shinzo Abe anunció de forma más detallada el valor y utilización del nuevo paquete de estímulos fiscales del que se habia venido hablando en las últimas dos semanas, desde la victoria de su partido en el senado (Si quieren leer más al respecto pueden ver mi post ¿Podrá Japón despertar de su letargo?). Aunque la próxima semana será publicada en completo detalle, lo que se sabe es que dicho paquete será por 28 billones de yenes lo que equivale alrededor de 265.000 millones de dólares, y de ese valor 13 billones serán utilizados en medidas fiscales.

En el gráfico del Yen, esta semana se puede ver el efecto en los mercados el 26 de julio, cuando Abe reveló más detalles de su paquete de estímulos y el día de hoy con la decisión del Banco de Japón de aumentar el monto de su programa de compras de ETF. Sin embargo, la pregunta que ronda es hasta cuándo podrá el gobierno costear ese gasto, no hay una expectativa favorable sobre el paquete de estímulos por el costo y algunos analistas han opinado que se requieren reformas económicas más de fondo, en vez de más gasto en infraestructura.

Elaboración propia. Datos Bloomberg e Investing
Elaboración propia. Datos Bloomberg e Investing

Pero el reto nunca ha sido fácil para Abe y Kuroda, el comportamiento del dolar/yen el último año ha mostrado desde noviembre una tendencia decreciente golpeando especialmente al sector exportador y haciendo más costosos sus productos en el exterior, por lo tanto lo que requiere el país es incentivar la demanda interna de una población cada vez más envejecida.

De la mano de Kuroda la última decisión del Banco de Japón, no ha sido tan radical como los mercados esperaban, si continúa yendo en la misma dirección del gobierno al ampliar su programa de compras de ETF. Sin embargo, el BOJ también manifestó que va a realizar una revisión completa de la efectividad de la medidas tomadas por Kuroda desde su posesión en 2013, así que el resultado de este análisis será clave para determinar que ten congruentes van a continuar siendo las políticas del BOJ y del gobierno.

A pesar de las dificultades que enfrenta la economía en Japón, las medidas de Abe y Kuroda son las indicadas ya que en una economía mundial regida solo por la voluntad de los bancos centrales, el apoyo fiscal puede marcar una diferencia, no ahora pero si en el mediano plazo por lo que no se debe perder vista al país nipón. Ya que si bien los dos samurai parecieran estar perdiendo la batalla, tal vez lo que hagan les permita ganar la guerra.

Adiós por ahora y que tengan una gran fin de semana!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.