Colombia y la “trampa de bajo crecimiento”

Hola y Bienvenidos!

Hace algunos días leí el post del blog del pasado 6 de septiembre de la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde, en el que menciona un concepto muy interesante llamado la trampa de bajo crecimiento y me parece que es importante traerlo a colación en especial después del dato de crecimiento de Colombia de 1.2% para el tercer trimestre publicado la semana anterior. La trampa de bajo crecimiento tal y como Lagarde la define se da por la interacción de tres elementos, el bajo crecimiento, la elevada desigualdad y el bajo progreso en las reformas estructurales necesarias, lo que crea en sí mismo un círculo vicioso generando cada vez menores crecimientos. Si nos fijamos en los sucesos políticos de este año veremos cómo estos factores se van haciendo cada vez más obvios en el resultado del Brexit, la elección de Trump y con el referendo Italiano del Domingo.

En el gráfico se puede ver como tomando como referencia el promedio de largo plazo de crecimientos mundiales entre 1990 y 2007, el cual es de 3.5% de acuerdo a datos del Banco Mundial, se puede notar que en los últimos 4 años las tasas se han encontrado por debajo de este umbral y de acuerdo a las proyecciones del FMI el crecimiento a cierre de este año también ser ubicará en por debajo. En el caso colombiano si bien desde el 2010, 5 de los 7 registros han estado por encima del promedio para el mismo periodo, la tendencia desde el 2013 ha sido decreciente hasta que finalmente con un registro 3.08% el año anterior se sitúo por debajo del promedio de 3.60% y de acuerdo a la encuesta de expectativas de analistas del mercado del Banco de la República el dato promedio al cierre de 2016 estará aún más alejado de ese 3.60% ubicándose en 2.13%.

Elaboración propia, datos Banco Mundia FMI y Banco de la República
Elaboración propia, datos Banco Mundial, FMI y Banco de la República

¿Pero porque se está presentando este fenómeno de bajo crecimiento? Lagarde divide acertadamente el problema entre las economías desarrolladas y las emergentes. En la desarrolladas las principales causas son:

  • El legado de las crisis en términos de sobreendeudamientos públicos y privados, lo que ha debilitado la demanda. Es importante recordar que el PIB de las economías desarrolladas se caracteriza en general por ser más orientado al consumo que a la inversión, por lo que debilitamientos en la demanda tienen un impacto importante en el crecimiento.
  • Del lado de la oferta, la desaceleración de la productividad y las tendencias demográficas adversas están frenando el crecimiento potencial. Esto implica que las empresas pierden incentivos de inversión ante escenarios de bajos crecimientos futuros y en términos de las tendencias demográficas, se refleja en el envejecimiento de la población y la reducción de la mano de obra y baja dinámica de los hogares. Si se quiere un ejemplo claro basta con revisar el caso de Japón.

Por su parte para las economías emergentes el problema se centra en los commodities.

  • El cambio de modelo económico de China migrando de la inversión al consumo favoreciendo la demanda interna sobre la demanda externa, ha reducido la demanda por commodities afectando a las economías emergentes que los exportan.
  • Adicional al efecto chino, se ha presentado una reducción en los precios mundiales de los commodities donde un ejemplo claro ha sido el caso del petróleo con un exceso de oferta ha empujado los precios a la baja, afectando por supuesto a los países exportadores como es el caso de Colombia.

¿Pero cómo se ve afectada Colombia en medio de estas dinámicas? Claramente a través de la reducción del precio de los commodities, no es de extrañar que los datos de crecimiento del país están por debajo del promedio en los mismos años donde se ha presentado la caída del precio internacional de barril, lo que muestra que la raíz del problema está en la concentración de las exportaciones. Ya lo he dicho anteriormente y lo vuelvo a decir, si Colombia no reduce su dependencia económica al petróleo va a continuar siendo víctima de las fluctuaciones de un precio internacional fuera de su control.

¿Cuál es la solución? Desde mi punto de vista es promover la demanda interna y atraer la Inversión Extranjera Directa, crear un mercado local fuerte que reduzca la dependencia de los ingresos del petróleo y permite a su vez expandir otros sectores de la economía. Esto es más fácil decirlo que hacerlo en un escenario de inflaciones por encima de la meta del Banco de la República, pero hay que preguntarse si esta inflación se da por exceso de demanda o por falta de oferte de los bienes?

¡Eso es todo por hoy, que tengan un gran fin de semana!

*Si quieren revisar el post de Lagarde que es muy interesante pueden seguir este link:

https://blog-imfdirect.imf.org/2016/09/01/we-need-forceful-policies-to-avoid-the-low-growth-trap/

*Este Blog representa la opinión de su autor y no puede tomarse como una recomendación de inversión.

*Grafico Elaboración propia, datos Banco Mundial, FMI y Banco de la República

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.