Colombia y su Panorama Económico

Hola y Bienvenidos!

Esta semana decidí concentrarme de nuevo en el patio trasero de nuestra casa, y revisar cual es el panorama de la economía a la que se está enfrentando Colombia. Tal vez recuerden que en mi post del 5 de agosto, “La disyuntiva del banco de la República” hablaba de la lucha del Banco de la República para controlar el nivel de la inflación y expresaba que mi expectativa era de dos aumentos más de tasa, sin embargo también mencionaba el efecto negativo que una política constante de aumentos de tasa podría tener sobre el consumo de los hogares y por tanto la economía.

En resumidas cuentas el Banco de la República esperaba una de dos señales para detener su política de tasas, una era el cambio de tendencia en los precios y la otra una reducción en el dinamismo de la economía. Con la publicación del 29 de agosto del dato de crecimiento en Colombia quedó zanjada la discusión, es decir, con una tasa de crecimiento de 2% para el segundo trimestre del año el Banco tomó la única decisión viable y fue dejar de aumentar tasas, para proteger el consumo de los hogares.

Este registro del crecimiento marca no solo el segundo trimestre de menor dinamismo sino el dato más bajo de cualquier trimestre desde 2010. Me parece interesante ahondar un poco en este tema, por eso en este gráfico tomado de datos del DANE, se pueden ver las comparaciones de los componentes del PIB en términos de variaciones anuales, para 2016 vs 2015 y 2015 vs 2014.

Elaboración propia. Datos DANE
Elaboración propia. Datos DANE

A pesar que sector financiero y de industrias manufactureras registraron un mejor dinamismo en el 2016 vs 2015, frente a 2015 vs 2014, su representación dentro del total del producto es de alrededor de 35%, lo que no detiene la reducción ocasionada por los demás sectores de la economía, entre los que se destacan el de minas y el de la construcción.

A este respecto se puede ver como la alta dependencia de Colombia al petróleo no solo ha afectado la tasa de cambio sino también al crecimiento de la economía ya que el sector de minas, ha presentado una reducción de -7.1% siendo el de peor desempeño en el trimestre, impulsado por la reducción de la explotación petrolera.

Si a lo anterior se suman los datos de inflación 8.97% y  tasa de desempleo de 9.8%, estamos ante un panorama poco alentador. Si bien la tasa de desempleo no es dos dígitos, es mayor a la registrada en el mismo periodo de 2015, 8.8%, en un año que se ha caracterizado por  una fuerte volatilidad en el primer semestre frente a los años anteriores, con una valor máximo de 11.9% en enero y un registro mínimo 8.8% en mayo.

El Banco de la República ha entrado en el selecto club de Bancos Centrales del Mundo abandonados a su suerte por parte de gobiernos centrales que no están haciendo política fiscal para incentivar el crecimiento a largo plazo y que esperan solucionar todo a partir de política monetaria. Si no se articula una política fiscal y  una monetaria de forma adecuada en busca de un crecimiento sostenido en el largo plazo, el mercado local no va a aprovechar la coyuntura de otras economías emergentes (léase Brasil y Turquía) y se perderán los recursos de inversionistas que están rebalanceando sus portafolios en busca de nuevos horizontes.

Que tengan un gran fin de semana!

*Este blog representa la opinión de su autor y no debe ser tomado como una recomendación de inversión.

 

2 Replies to “Colombia y su Panorama Económico”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.