El acertijo del nuevo crecimiento mundial

Hola y Bienvenidos!

En todas las entradas anteriores hemos discutido muchos temas en un gran espectro, pero no hemos hablado del gran telón de fondo, el crecimiento mundial. En el post de la semana anterior hablamos del crecimiento proyectado de Brasil y LATAM, de acuerdo al Banco Mundial y me gustaría volver a esas cifras, pero esta vez en un contexto más amplio para darnos una idea que nos espera en tèrminos de crecimiento mundial en los pròximos dos años.

 Crecimiento mundo

En la gráfica se presentan los datos del crecimiento proyectado para el Mundo, Estados Unidos y China estimado para el 2015 y proyectado para el 2016 y el 2017 por el Banco Mundial. Estas cifras muestran una expectativa de crecimiento mundial algo más alta de la tendencia histórica, pero una marcada desaceleración en China para los mismos periodos.

Si bien el escenario del Banco Mundial es optimista a mi modo de ver, pienso que existen tres factores de incertidumbre que pueden afectar a la baja esas perspectivas.

Dichos factores, provienen de diferentes origenes, el primero y más cercano en el tiempo, es el precio del petróleo  que depende en gran medida de la reunión de productores del 17 de abril a partir de la cual se establecerá el nivel de producción mundial para fijar el precio del barril en 40 USD. De no presentarse acuerdo el escenario sería de produccion sin control por parte de los países no OPEP lo que llevaría el barril a nuevos mínimos afectando el crecimiento de los países productores y por tanto la tasa mundial.

El segundo es sin duda, los bancos centrales, ya que no se percibe una gran efectividad en las medidas que están tomando, desde tasas negativas en Japón hasta aumento del alcance del QE en Europa, pasando por una FED dividida y sin rumbo claro. Y como he mencionado anteriormente, a este efecto hay que sumarle una falta de acción en término de poítica fiscal.

Finalmente, el tercer factor de incertumbre, y posiblemente el más dificil de incluir, viene del ámbito político, situaciones como el BREXIT, los escandalos de corrupción de Brasil y la política en China, contribuyen a generar volatilidad y nerviosismo en los mercados, puesto que afectarían las tasas de crecimiento de los países de formas negativas.

Así que para los dos próximos años no espero un gran crecimiento mundial, si no más  vale algo en el rango entre 2% y 2.5%, nada muy espectacular pero tampoco es una recesión. Aunque parece ser que un ritmo bajo, pero constante de crecimiento mundial podría ser la respuesta al nuevo acertijo. Sin embargo, cada vez se siente más que estamos navegando en aguas inexploradas en las que cualquier cosa puede pasar.

Que tengan un gran fin de semana y nos vemos la proxima!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.