Guia Práctica de Economía 6: El Banco Central, entre los precios y el crecimiento

¡Hola Bienvenidos!

En los dos últimos post de la guía practica he hablado de precios, de su importancia y forma de cálculo.  Pero como suelo decirles a mis alumnos no se puede hablar de precios sin hablar de los bancos centrales y la incidencia de la política monetaria. Esto se debe la principal función de cualquier banco central del mundo es controlar el nivel de precios de la economía, noten que dije “nivel de precios” y no solo inflación, ya que esta diferencia clave en las decisiones de política económica y la iré explicando poco a poco, pero no podemos perderla de vista.

Para entender de donde viene la medición de los precios que es un insumo clave de este análisis los invito a leer el post anterior: https://www.rogue-economist.com/guia-practica-de-economia-5-como-se-calcula-el-ipc/

¿Que es la política monetaria?

El primer concepto que debemos tener claro es que la política monetaria es la forma en la que los bancos centrales garantizan la estabilidad en el nivel de precios y el crecimiento en la economía con diferentes herramientas que le permiten controlar la cantidad de dinero disponible. En Colombia una de las herramientas más utilizadas por el Banco de la República para inyectar o retirar dinero de la economía son las Operaciones de Mercado Abierto (OMAs). estas OMAs se dividen en dos tipos:

  • Transitorias: Estas operaciones se realiza a través de Repos de muy corto plazo, un contrato en el cual el banco presta dinero a cambio de un título dejado como garantía. Donde la tasa mínima de para estos préstamos es la tasa de intervención vigente que se encuentra al 14 de febrero de 2017 en 4.5% y la máxima de 5.50%.
  • Permanentes: En las operaciones permanentes el banco compra títulos de deuda pública al mercado y los mantiene en su portafolio si desea inyectar dinero o los vende en caso que requiera retirar dinero.

 

Hablando específicamente de estas operaciones transitorias, su objetivo es que, a través de un bajo costo de fondeo y mayor facilidad para adquirir liquidez, los bancos comerciales ajusten también sus tasas a la baja para atraer un mayor número de deudores. Es decir, si les cuesta menos conseguir recursos adicionales es apenas lógico pensar que prestarían más barato, para prestar más, lo que termina siendo una inyección de dinero en la economía. Lo anterior demuestra además que el efecto que termina teniendo el banco central sobre las tasa de los bancos comerciales es indirecto y toma tiempo en transmitirse lo que es una de las grandes debilidades con las que debe enfrentarse el que hace política monetaria.

Esto es importante, ya que el canal que conecta los precios, las tasas y el crecimiento es el consumo. Ya que el consumo de los hogares representa simultáneamente la demanda de una economía y un elemento clave del PIB tal y como puede verse en la fórmula:

PIB= Consumo + Inversión + Gasto Público + (Exportaciones – Importaciones)

¿Pero y las tasas? Bueno, el punto es que para poder consumir los hogares requieren recursos que pueden provenir de sus ingresos vía salarios, pero si desean aumentar su nivel actual es claro que deben buscar recursos extras. Una forma es endeudarse con un banco comercial y es por eso que las tasas de interés de los bancos comerciales son un factor determinante.

En el cuadro se puede ver el efecto de la política monetaria expansiva (inyectar dinero a la economía) llevada a cabo por el Banco de la República, en la cual se aumenta la cantidad del dinero en la economía vía reducción de tasas lo que lleva tal y como se mencionó anteriormente a un aumento en el nivel de consumo de los hogares.

Gráfica 1. Elaboración propia

Sin embargo, este aumento en el consumo de los hogares tiene un efecto positivo en el PIB ya que es uno de sus componentes básicos, sin embargo, también conlleva un costo en inflación, ya que un mayor aumento en la demanda por parte de los hogares llevará a un aumento en el nivel de precios de la economía.

Importancia del rango meta

El enfoque de aplicación de la política monetaria del Banco de la República es que “La política monetaria en Colombia se rige por un esquema de Inflación Objetivo, cuyo propósito es mantener una tasa de inflación baja y estable, y alcanzar un crecimiento del producto acorde con la capacidad potencial de la economía”. Es decir, este esquema de inflación objetivo, que se encuentra en 3% con un rango de +/- 1%, es el nivel ideal de inflación que permite tener una demanda sana que permite hacer crecer la oferta y por tanto la economía, sin afectar la capacidad adquisitiva en exceso de los agentes.

Gráfica 2. Elaboración propia. Datos Banco de la República

En la gráfica 2 se puede ver cómo ha sido el comportamiento del IPC contra la meta para los últimos 2 años, con un 2016 que presentó un crecimiento en el nivel de precios ocasionados por choques exógenos como el fenómeno de la niña en el inicio de ese año y el paro camionero en los máximos registros de junio y julio, lo que contrajo la oferta de alimentos haciéndolos más escasos y por tanto más caros.

Esto demuestra que los Bancos Centrales caminan una delgada línea entre el crecimiento y la inflación, pero más importante aún, por la naturaleza de la política monetaria se ven obligados a tomar decisiones sobre problemas actuales, con herramientas que tardan en hacer efecto.

Espero esta guia haya sido de utilidad y ya saben que me pueden hacer llegar sus preguntas o temas para próximos posts.

Gregorio Gandini (Twitter @RogueEconomist1)

*Este post refleja la opinión de su autor y no debe tomarse como una recomendación de inversión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.