Malabarismo financiero: Manteniendo el equilibrio del presupuesto

Hola y bienvenidos!

Sin importar si nuestros ingresos son fijos o variables, yo he experimentado ambos, una de las cosas que son más difíciles desde mi punto de vista es balancearlos junto con los gastos, deudas y el ahorro. En mi caso, mi talón de Aquiles es que me encanta darme gustos, en especial con los restaurantes y uso la peor trampa mental posible, “.. me lo merezco”, esto claramente ha llevado muchas veces a que mi presupuesto no se encuentre balanceado, en especial cuando llega la cuenta de la tarjeta de crédito con el gasto en todos esos restaurantes, porque esa cuota altísima sí que me la merezco

Imagen tomada de https://pixabay.com/

En el post anterior, https://www.rogue-economist.com/como-realizar-su-diagnostico-financiero-un-ejemplo-practico/,  realice el ejercicio de un diagnostico financier utilizando el ejemplo de Juan con lo que llegamos a una variable clave para nuestra toma de decisiones la proporción IGDA o Ingresos Gastos Deuda y Ahorro. Les recomiendo que vayan haciendo estos ejercicios con su propio presupuesto, en especial localizar exhaustivamente todos los gastos, hasta aquellos que parecen pequeños por que poco a poco van sumando.

Balanceando la proporción IGDA

Recordando un poco nuestro ejercicio del post anterior, la proporción IGDA no es nada más que el peso que tienen cada uno de los cuatros grupos, ingresos, gastos, deudas y ahorros sobre nuestro presupuesto. Así que lo primero que deben hacer es clasificar cada uno de los flujos de entrada y salida que tienen, en alguna de estas cuatro categorías. El gráfico1 muestra la comparación entre el escenario del ejemplo de Juan, que está desbalanceado y le dejó un déficit de $75.000 cada mes y un escenario balanceado donde todos los recursos son utilizados.

Gráfico 1. Elaboración propia

Esta comparación nos lleva sacar las siguientes conclusiones que a pesar de ser simples no dejan de ser poderosas y serán las primeras herramientas en nuestro camino al presupuesto optimo:

  1. Relación 50-50: Asegurese de siempre mantener la relación de sus flujos de entrada sean iguales a los de salida. En el gráfico se puede ver claramente que en la parte desbalanceada los ingresos son el 49%, mientras en la balanceada representan el 50%.
  2. El Ahorro es un flujo de salida: Respecto al Ahorro, es importante tener un monto determinado, pero también es clave recordar que los recursos destinados a este rubro son flujos de salida y van contra los ingresos.
  3. Gastos vs Deuda: Compare los resultados de lo que destina para gastos y deudas, esta medida le dará señal muy clara de cuál es la primera área que necesita ser revisada, para ver cómo reducir esos flujos de salida. Si miran la comparación en la parte balanceada los gastos se reducen en 2% y el pago de deuda en 1%. Recuerden que esta parte del ejercicio nos debe mostrar donde están las mayores salidas, en los siguientes posts exploraremos diferentes técnicas para mejorar esa situación.

En siguientes post seguiré tratando de forma puntual cada uno de estos temas, pero como siempre pueden escribirme a [email protected] y no olviden seguirme en twitter @RogueEconomist1 y el fanpage en Facebook del blog https://www.facebook.com/RogueEconomistblog/

Gregorio Gandini

*Si quieren ser incluidos en mi lista de correo para recibir novedades de nuestras publicaciones en el blog de finanzas personales y emprendimiento, así como sobre mis columnas e informes de análisis económico y de mercados financieros por favor sigan este link: Suscribete

*Este post refleja la opinión de su autor y no debe tomarse como una recomendación de inversión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.