Nacionalismo contra Globalización: La cura es peor que la enfermedad

Hola Bienvenidos!

El discurso político de corte nacionalista se siente con cada vez más fuerza en el mundo, con los argumentos basados en la ira, las campañas basadas en el miedo y el cierre de fronteras. ¿Está muriendo la globalización?. El 18 de julio escribí un artículo al respecto en la República (http://www.larepublica.co/brexit-el-peligro-del-nacionalismo_401456) pero viendo como ha continuado desarrollándose este tema, creo que todavía quedan cosas por decir al respecto. Así, en este post me propongo hablar un poco sobre este tema visto desde el punto de vista de los movimientos nacionalistas que están cobrando cada vez más fuerza en el mundo.

En medio de la posición del “Hard Brexit” tomada por Theresa May y la implicación de dejar el mercado único europeo, las encuestas muestran apoyo por parte de los ingleses a la decisión, en Estados Unidos el discurso de Trump sobre cierre de fronteras lo han hecho llegar a ser candidato y a tener un buen margen de aceptación y en Europa muchos movimientos de corte nacionalistas están tomando fuerza lo que amenazaría la existencia misma de la Unión. ¿Por qué está sucediendo esto? En medio de un escenario de bajo crecimiento mundial como el que se puede ver en la gráfica y con una expectativa de mantenerse en bajos niveles, el mundo de acuerdo a las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional crecerá 2.7% en 2016 y 3.0% en 2017, es difícil que la gente del común se sienta identificada con el modelo económico actual y falle en ver las ventajas de la globalización culpando a las élites de los países de ser los únicos beneficiados. Además siendo honestos, después de la velocidad del contagio de la crisis del 2008 en los mercados financieros la globalización se ha convertido en un argumento difícil de vender.

 

Fuente: Fondo Monetario Internacional. Elaboración propia
Fuente: Fondo Monetario Internacional. Elaboración propia

Adicional al componente económico, otro factor importante en el aumento de popularidad de los discursos nacionalistas y autoritarios se basa en uno de los componentes más primitivos del hombre, la necesidad de defenderse de aquello que le da miedo. No nos engañemos, el terrorismo está logrando su efecto de esparcir temor a nivel mundial lo que hace que el control de paso de inmigrantes a los países se vuelva algo prioritario haciendo que renunciar a mejores condiciones comerciales sea un precio razonable a pagar por la seguridad doméstica.

Yo sigo guiándome por aquella premisa que estudie en mis primeras clases de economía, “el comercio beneficia a todos los involucrados” y mayor facilidad en el movimiento de recursos y bienes permitirá un mayor dinamismo en la economía de los países, pero si continúa este fuerte impulso nacionalista, uno de los aspectos derivados de la reducción de la fuerza de la globalización como enfoque comercial será el aumento de restricciones en las importaciones originadas donde como es el caso Inglés donde prima el control fronterizo, sobre mercados más libres. Es de esperar que este tipo de medidas llevarán eventualmente a aumentos en los precios de los bienes y por tanto a los bancos centrales a tomar posiciones de política monetaria contractiva, aumentado las tasas y afectando el consumo y el crecimiento. Adicionalmente el aumento en inflación también acarrearía un aumento en las tasas de descuento de los activos de renta fija, afectando sus precios y en general la dinámica de su mercado. Así que si el discurso es acabar con la globalización para mejorar la situación de los países tal vez la gente debería detenerse y pensar si la cura puede ser peor que la enfermedad.

Eso es todo por hoy, que tengan un gran fin de semana!

*Este post refleja la opinión de su autor y no debe ser tomado como una recomendación de inversión.

*Gráfica: Elaboración propia. Fuente: Fondo Monetario Internacional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.