Xi Jinping el nuevo emperador chino

En las últimas semanas mientras el lente del mundo está centrado en Donald Trump con el aumento de aranceles y Theresa May lidiando con el Brexit y la frontera de Irlanda, otro líder mundial continúa silenciosamente acumulando poder, Xi Jinping. Este mes de marzo se revelo un plan en el parlamento chino para consolidar la autoridad del partido comunista en el gobierno y ¿Adivinen quién es el líder del partido? ¡Correcto!  nuestro amigo Xi, pero ahí no para la cosa ya que el también es obviamente el Presidente de la república y el presidente de la comisión de asuntos militares, lo que concentra básicamente el poder sobre él.

Fuente: https://asia.nikkei.com/Politics-Economy/International-Relations/One-Belt-One-Road-initiative-gathers-steam

Así, una consolidación del poder del partido, es al mismo tiempo una consolidación del poder de Xi Jinping. ¿Pero que contiene este plan de reforma?

Uno de los puntos claves es que fuciona las comisiones regulatorias de banca y seguros creando una nueva entidad con el Banco Popular de China como punto central. Esto sin lugar a dudas es un punto positivo para los inversionistas internacionales perocupados por el nivel de deuda y falta de control en algunos tipos de productos del sistema financiero.

Otro de los cambios es la creación de una agencia que consolide los esfuerzos en termino de infraestructura de China fuera de sus fronteras y será el organismo encargado de coordinar la iniciativa del Cinturón y la Ruta de Seda. Esta iniciativa busca expandir la influencia geopolítica de China en la región euroasiática y parte de la reconstrucción de la antigua ruta de la seda y la creación de una ruta marítima paralela, tal y como puede verse en el mapa.

También les puede interesar leer: https://www.rogue-economist.com/xi-jinping-economia-y-gobierno-en-china/ 

Por último, parece que el medio ambiente le pasó la factura a China, lo que obliga que este paquete de cambios a crear un ministerio de ecología y ambiente, con el cual puedan ejercer un control más fuerte sobre emisión y control climático.

A pesar que muchas de estas medidas están encaminadas a fortalecer la confianza de los inversionistas, centralizar los esfuerzos chinos por aumentar su influencia geopolítica mundial y mejorar el control del medio ambiente existe otra modificación que me parece más peligrosa y es la abolición del límite de periodos que puede tener un presidente, lo que podría abrir la puerta a un mandato vitalicio.

Pero con China concentrando el poder en un ente central con una persona que podría ostentarlo de por vida y con una política exterior buscando revivir la ruta de la seda, no sé ustedes, pero a mí, me da una sensación de Déjà vu imperial antiguo difícil quitarme de la cabeza.

¡Que tengan una gran semana!

Gregorio Gandini

Twitter @RogueEconomist1

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.